Si eres novato en correr un maratón, sigue estos consejos

Correr a tu ritmo, inclusive caminar, tomar agua o alimentos cuando lo requieras son claves por si corres por primera vez esta prueba de resistencia

Si por una razón te inscribiste en el maratón de Puebla y no te has preparado lo suficiente o lo has dejado todo para mañana; no es por espantarte, pero estás en un serio problema.

Aunque tampoco te desanimes, no es para tirar la toalla y azotarte, mejor atiende esta guía de supervivencia para encarar de la forma más decorosa esos 42 Kilómetros que están por delante.

Y es que correr un maratón mínimo necesita 16 semanas de preparación. Por lo tanto, no es tu culpa el no llegar top para la justa; es del Instituto Poblano del Deporte (INPODE) que apenas hace ocho semanas dio a conocer el evento.

  • Leer más: ¿Qué zapatos deportivos debo comprar para correr sin lastimarme?

Aunque, eso sí, tuviste casi dos meses para alistarte lo mejor posible.

CONSULTA CON EL MÉDICO

Un maratón no es una prueba cualquiera, si aún dudas de esto échate un clavado en Google e investiga sobre Filípides, quien a pesar de ser un experto en carreras de larga distancia cayó rendido tras solicitarle a los espartanos su ayuda para socorrer a los atenienses cuando la invasión persa.

Pero como esto no es una clase de historia y sí la guía SOS para correr el maratón sin las 16 semanas mínimas de preparación, pide a tu médico de cabecera una revisión para descartar cualquier complicación (cardíaca).

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

LENTO, PERO SEGURO

Si tu deseo es correr como los kenianos o tu vecino “el fit” seguro reventarás en los próximos metros; sí, lo sabes, por aquello de las 16 semanas que no entrenaste o te lo tomaste en serio.

Por lo tanto, ve a tu ritmo, despacio y si en más de un momento debes de aflojar la marcha y caminar… ¡hazlo!

Pero si andas en eso de la competencia en serio, pues enfócate en una persona y trata de seguirle el ritmo. Pero si notas que ese “compañero” de carrera es “envidiosillo” y acelera el paso, pégate o síguete a otra persona que vaya con tu paso.

El escuchar música en este caso te viene bien, apuesta por canciones de un “beat” o cadencia moderada que te distraerán del tiempo que llevas corriendo o te falta aún por recorrer.

Recuerda, el maratón es gente corriendo su carrera y tú la tuya.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

BEBE AGUA

Come y toma agua cuando el cuerpo te lo pida. Sí, se bebe y toma en momentos determinados en el maratón, siempre y cuando te hayas preparado.

Por lo tanto, no escatimes con tus necesidades y da igual si es en el Kilómetro cinco o el 40 cuando necesites de tomar líquidos o probar bocados, escucha entonces lo que tu cuerpo quiere, pues él sabe, confía en él.

ALISTA PROVISIONES

Sí, en el maratón hay puntos de abastecimiento (agua, naranjas, bebidas isotónicas); pero también trae contigo barritas de proteínas, geles de magnesio y potasio para evitar cualquier desequilibrio o para ayudarle a tu cuerpo en la relajación muscular o recuperación.

Tampoco te olvides de vendas contra rozaduras y bálsamo labial, el cual bien ocuparías como fórmula para combatir las erosiones de la piel.

Si llegaste hasta aquí es porque completaste la guía SOS para el principiante de los maratones. Éxito y respeta las señales del camino.

GEORGE SHEEHAN CORREDOR Y ESCRITOR

“Al principio, resulta muy difícil entender que la idea no es ganar a los otros corredores. Al final, aprenderás que los competidores se oponen a la vocecita”

Si por una razón te inscribiste en el maratón de Puebla y no te has preparado lo suficiente o lo has dejado todo para mañana; no es por espantarte, pero estás en un serio problema.

Aunque tampoco te desanimes, no es para tirar la toalla y azotarte, mejor atiende esta guía de supervivencia para encarar de la forma más decorosa esos 42 Kilómetros que están por delante.

Y es que correr un maratón mínimo necesita 16 semanas de preparación. Por lo tanto, no es tu culpa el no llegar top para la justa; es del Instituto Poblano del Deporte (INPODE) que apenas hace ocho semanas dio a conocer el evento.

  • Leer más: ¿Qué zapatos deportivos debo comprar para correr sin lastimarme?

Aunque, eso sí, tuviste casi dos meses para alistarte lo mejor posible.

CONSULTA CON EL MÉDICO

Un maratón no es una prueba cualquiera, si aún dudas de esto échate un clavado en Google e investiga sobre Filípides, quien a pesar de ser un experto en carreras de larga distancia cayó rendido tras solicitarle a los espartanos su ayuda para socorrer a los atenienses cuando la invasión persa.

Pero como esto no es una clase de historia y sí la guía SOS para correr el maratón sin las 16 semanas mínimas de preparación, pide a tu médico de cabecera una revisión para descartar cualquier complicación (cardíaca).

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

LENTO, PERO SEGURO

Si tu deseo es correr como los kenianos o tu vecino “el fit” seguro reventarás en los próximos metros; sí, lo sabes, por aquello de las 16 semanas que no entrenaste o te lo tomaste en serio.

Por lo tanto, ve a tu ritmo, despacio y si en más de un momento debes de aflojar la marcha y caminar… ¡hazlo!

Pero si andas en eso de la competencia en serio, pues enfócate en una persona y trata de seguirle el ritmo. Pero si notas que ese “compañero” de carrera es “envidiosillo” y acelera el paso, pégate o síguete a otra persona que vaya con tu paso.

El escuchar música en este caso te viene bien, apuesta por canciones de un “beat” o cadencia moderada que te distraerán del tiempo que llevas corriendo o te falta aún por recorrer.

Recuerda, el maratón es gente corriendo su carrera y tú la tuya.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

BEBE AGUA

Come y toma agua cuando el cuerpo te lo pida. Sí, se bebe y toma en momentos determinados en el maratón, siempre y cuando te hayas preparado.

Por lo tanto, no escatimes con tus necesidades y da igual si es en el Kilómetro cinco o el 40 cuando necesites de tomar líquidos o probar bocados, escucha entonces lo que tu cuerpo quiere, pues él sabe, confía en él.

ALISTA PROVISIONES

Sí, en el maratón hay puntos de abastecimiento (agua, naranjas, bebidas isotónicas); pero también trae contigo barritas de proteínas, geles de magnesio y potasio para evitar cualquier desequilibrio o para ayudarle a tu cuerpo en la relajación muscular o recuperación.

Tampoco te olvides de vendas contra rozaduras y bálsamo labial, el cual bien ocuparías como fórmula para combatir las erosiones de la piel.

Si llegaste hasta aquí es porque completaste la guía SOS para el principiante de los maratones. Éxito y respeta las señales del camino.

GEORGE SHEEHAN CORREDOR Y ESCRITOR

“Al principio, resulta muy difícil entender que la idea no es ganar a los otros corredores. Al final, aprenderás que los competidores se oponen a la vocecita”



Fuente de Informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *