Arquidiócesis de Tulancingo avala investigar a párroco acusado de abuso sexual infantil

Presuntamente fue sorprendido en el momento que realizaba tocamientos a un menor

La Arquidiócesis de Tulancingo señaló que respetará el proceso que la Fiscalía General del Estado de Puebla realiza en contra del vicario de Cuautieco, Aquixtla, quien fue detenido el pasado 27 de octubre en la parroquia de Padre Jesús, acusado de abuso sexual infantil.

Mediante un comunicado, Domingo Díaz Martínez, arzobispo de esa Arquidiócesis, destacó que “una vez conocida la verdad les aseguro que nosotros actuaremos de acuerdo a las sabias leyes de la iglesia, buscando la salud o la sanción”.

En este sentido, el jerarca católico reiteró el firme compromiso en defensa de las víctimas de cualquier forma de abuso.

Hay que recordar que, el pasado 27 de octubre, tras ser presuntamente sorprendido cometiendo un abuso contra un menor de edad, habitantes de la comunidad de Cuautieco, se apersonaron en la parroquia para exigir justicia.

La tarde de aquel miércoles, según las primeras versiones, los habitantes querían linchar al vicario. Horas más tarde circuló otra versión que aclaró que no se intentaba el linchamiento y que sólo querían que hubiera justicia; el hecho que indignó a la grey católica aquixtlense se dividió en dos bandos: los que estaban en contra del párroco, José Chávez Amezcua, a quien acusaron de proteger al vicario y sus seguidores que señalaron que el mismo cura había sido quien denunció los hechos.

La Arquidiócesis de Tulancingo señaló que respetará el proceso que la Fiscalía General del Estado de Puebla realiza en contra del vicario de Cuautieco, Aquixtla, quien fue detenido el pasado 27 de octubre en la parroquia de Padre Jesús, acusado de abuso sexual infantil.

Mediante un comunicado, Domingo Díaz Martínez, arzobispo de esa Arquidiócesis, destacó que “una vez conocida la verdad les aseguro que nosotros actuaremos de acuerdo a las sabias leyes de la iglesia, buscando la salud o la sanción”.

En este sentido, el jerarca católico reiteró el firme compromiso en defensa de las víctimas de cualquier forma de abuso.

Hay que recordar que, el pasado 27 de octubre, tras ser presuntamente sorprendido cometiendo un abuso contra un menor de edad, habitantes de la comunidad de Cuautieco, se apersonaron en la parroquia para exigir justicia.

La tarde de aquel miércoles, según las primeras versiones, los habitantes querían linchar al vicario. Horas más tarde circuló otra versión que aclaró que no se intentaba el linchamiento y que sólo querían que hubiera justicia; el hecho que indignó a la grey católica aquixtlense se dividió en dos bandos: los que estaban en contra del párroco, José Chávez Amezcua, a quien acusaron de proteger al vicario y sus seguidores que señalaron que el mismo cura había sido quien denunció los hechos.



Fuente de Informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *