Puebla, entre los 10 estados con menor posibilidad de dejar de ser pobre

Quien nace en condiciones de pobreza tiene menos posibilidades de salir de ella

Puebla está entre los 10 estados con menor movilidad ascendente, es decir que quien que nace en condiciones de pobreza tiene menos posibilidades de salir de ella, en comparación con alguien que nació en Nuevo León, en donde el nivel de esperanza de progreso es la más alta.

El ranking de movilidad social elaborado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias y el Colegio de México señala que quien nace en Puebla tiene la posibilidad de ascender nueve escalones en materia socioeconómica al llegar a su vida adulta, por lo que la entidad ocupa el noveno lugar con menor esperanza de progreso.

“Si ordenamos el nivel socioeconómico de México en 100 escalones, una persona que nació en el escalón 25 y creció en Puebla pudo ascender hasta el escalón 34 en su vida adulta. Esto posiciona a esta entidad en el lugar número 24 del ranking de movilidad ascendente”, indica el documento.

  • Leer más ¿Cómo es la vida de los niños que dejan el penal a los tres años?

Chiapas es el estado con menor posibilidad para que alguien que nace en la pobreza pueda dejar dicha condición en la vida adulta, incluso se estima que podría haber un retroceso de cinco escalones, es decir que al ser mayor podría ser más pobre que cuando nació.

Enseguida están los estados de Guerrero, Tabasco, Oaxaca y Veracruz, en donde se estima que hacia la etapa adulta las personas originarias de esas entidades habrán avanzado sólo dos, tres, cuatro y cinco escalones, respectivamente.

En contraste, Chihuahua y Nuevo León son los estados con mayor esperanza de progreso, ya que quienes nacen en esas entidades pueden avanzar hasta 21 peldaños al llegar a su adultez.

La investigación demuestra que las condiciones de pobreza en los diversos estados del país están determinadas por distintos factores sociales y demográficos, de tal forma que no basta el esfuerzo personal para salir adelante.

Por ejemplo, en el sur del país hay condiciones más adversas para salir de la pobreza, ya que no hay suficiente cobertura de servicios educativos, de salud y acceso a la justicia o a empleos, cuestión que cambia radicalmente en el norte de México.

Puebla está entre los 10 estados con menor movilidad ascendente, es decir que quien que nace en condiciones de pobreza tiene menos posibilidades de salir de ella, en comparación con alguien que nació en Nuevo León, en donde el nivel de esperanza de progreso es la más alta.

El ranking de movilidad social elaborado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias y el Colegio de México señala que quien nace en Puebla tiene la posibilidad de ascender nueve escalones en materia socioeconómica al llegar a su vida adulta, por lo que la entidad ocupa el noveno lugar con menor esperanza de progreso.

“Si ordenamos el nivel socioeconómico de México en 100 escalones, una persona que nació en el escalón 25 y creció en Puebla pudo ascender hasta el escalón 34 en su vida adulta. Esto posiciona a esta entidad en el lugar número 24 del ranking de movilidad ascendente”, indica el documento.

  • Leer más ¿Cómo es la vida de los niños que dejan el penal a los tres años?

Chiapas es el estado con menor posibilidad para que alguien que nace en la pobreza pueda dejar dicha condición en la vida adulta, incluso se estima que podría haber un retroceso de cinco escalones, es decir que al ser mayor podría ser más pobre que cuando nació.

Enseguida están los estados de Guerrero, Tabasco, Oaxaca y Veracruz, en donde se estima que hacia la etapa adulta las personas originarias de esas entidades habrán avanzado sólo dos, tres, cuatro y cinco escalones, respectivamente.

En contraste, Chihuahua y Nuevo León son los estados con mayor esperanza de progreso, ya que quienes nacen en esas entidades pueden avanzar hasta 21 peldaños al llegar a su adultez.

La investigación demuestra que las condiciones de pobreza en los diversos estados del país están determinadas por distintos factores sociales y demográficos, de tal forma que no basta el esfuerzo personal para salir adelante.

Por ejemplo, en el sur del país hay condiciones más adversas para salir de la pobreza, ya que no hay suficiente cobertura de servicios educativos, de salud y acceso a la justicia o a empleos, cuestión que cambia radicalmente en el norte de México.



Fuente de Informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *