Aumenta tensión migratoria entre Polonia y Bielorrusia

Cracovia militariza frontera y cierra el paso a miles de refugiados; culpa a Putin de orquestar el movimiento

CRACOVIA. Las autoridades de Polonia informaron que aumentaron sus efectivos militares en la frontera con Bielorrusia ante lo que ya denominan una “amenaza” a la seguridad del país propiciada por la llegada masiva de inmigrantes apoyada por el régimen de Minsk.

Miles de migrantes desesperados están bloqueados en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, a las puertas de la Unión Europea (UE), una situación que generó ayer gran tensión entre los dos países y salpicó también a Rusia, que según responsables de Varsovia, está orquestando esta crisis.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El coronel Marek Pietrzak, portavoz de las Fuerzas de Defensa Territorial polacas, anunció que hay 8 mil efectivos de este cuerpo de voluntarios “listos para movilizarse”, en lo que constituye un paso más en el despliegue de fuerzas en una zona a la que se ha prohibido el acceso.

Mientras, el presidente polaco, Andrzej Duda, acvusó un “ataque sin precedentes” por parte de Bielorrusia.

En tanto, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, acusó al presidente ruso Vladimir Putin de orquestar este importante movimiento de migrantes que intenta entrar ilegalmente a Europa.

Bruselas prometió incrementar sus sanciones contra el régimen de Aleksander Lukashenko y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó ayer su apoyo a Varsovia en esta crisis.

Bielorrusia, por su parte, advirtió a Polonia que no debe, bajo ninguna justificación, usar la fuerza contra los migrantes que se encuentran en la zona fronteriza entre ambos países.

Durante la tarde del lunes se produjeron varios intentos de grupos de refugiados para derribar la valla que delimita la frontera en la zona de Kuznica y varias instalaciones, como postes de iluminación y alambradas, resultaron dañadas.

El gobierno polaco decretó “hasta nuevo aviso” el cierre al tráfico civil de las carreteras de la zona donde se produjeron esos incidentes, una medida más estricta que el estado de emergencia vigente desde el 2 de septiembre en los casi 200 municipios fronterizos con Bielorrusia.

Tanto Polonia como Lituania y Letonia acusan a Minsk de permitir e instigar la llegada a la frontera de ciudadanos de Irak, Afganistán y Siria, entre otros países, con la promesa de poder entrar en la Unión Europea.

Debido a las bajas temperaturas, la falta de provisiones y protección, al menos diez refugiados han muerto en la frontera en los últimos dos meses.

TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

CRACOVIA. Las autoridades de Polonia informaron que aumentaron sus efectivos militares en la frontera con Bielorrusia ante lo que ya denominan una “amenaza” a la seguridad del país propiciada por la llegada masiva de inmigrantes apoyada por el régimen de Minsk.

Miles de migrantes desesperados están bloqueados en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, a las puertas de la Unión Europea (UE), una situación que generó ayer gran tensión entre los dos países y salpicó también a Rusia, que según responsables de Varsovia, está orquestando esta crisis.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El coronel Marek Pietrzak, portavoz de las Fuerzas de Defensa Territorial polacas, anunció que hay 8 mil efectivos de este cuerpo de voluntarios “listos para movilizarse”, en lo que constituye un paso más en el despliegue de fuerzas en una zona a la que se ha prohibido el acceso.

Mientras, el presidente polaco, Andrzej Duda, acvusó un “ataque sin precedentes” por parte de Bielorrusia.

En tanto, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, acusó al presidente ruso Vladimir Putin de orquestar este importante movimiento de migrantes que intenta entrar ilegalmente a Europa.

Bruselas prometió incrementar sus sanciones contra el régimen de Aleksander Lukashenko y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó ayer su apoyo a Varsovia en esta crisis.

Bielorrusia, por su parte, advirtió a Polonia que no debe, bajo ninguna justificación, usar la fuerza contra los migrantes que se encuentran en la zona fronteriza entre ambos países.

Durante la tarde del lunes se produjeron varios intentos de grupos de refugiados para derribar la valla que delimita la frontera en la zona de Kuznica y varias instalaciones, como postes de iluminación y alambradas, resultaron dañadas.

El gobierno polaco decretó “hasta nuevo aviso” el cierre al tráfico civil de las carreteras de la zona donde se produjeron esos incidentes, una medida más estricta que el estado de emergencia vigente desde el 2 de septiembre en los casi 200 municipios fronterizos con Bielorrusia.

Tanto Polonia como Lituania y Letonia acusan a Minsk de permitir e instigar la llegada a la frontera de ciudadanos de Irak, Afganistán y Siria, entre otros países, con la promesa de poder entrar en la Unión Europea.

Debido a las bajas temperaturas, la falta de provisiones y protección, al menos diez refugiados han muerto en la frontera en los últimos dos meses.

TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Fuente de Informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *