Formas de ahorrar para el retiro sin tener un salario fijo

Existen diversas estrategias como planes para que puedas ahorrar sin afectar tu presupuesto

Con el paso de los años, las dinámicas de trabajo siguen cambiando y la cantidad de personas que deciden no tener un trabajo formal y aspirar por ser su propio jefe o el freelance son mayores. Pero, esto trae problemas como el no tener una fuente asegurada de ingreso para el retiro, que, cuando se es joven no parece un problema, pero con el paso del tiempo te das cuenta que si lo es.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, para diciembre de 2020 el 22.4 por ciento de los trabajadores lo hacían en cuenta propia y otro 4.1 por ciento eran no renumerados.

Finanzas

Afore: ¿Cómo consultar cuánto tienes ahorrado para tu retiro? Aquí te explicamos

Mientras que, hablando del retiro, en 53.9 por ciento de los hogares en México declaró tener un ahorro para esta circunstancia, según la Encuesta Nacional sobre las Finanzas de los Hogares (ENFIH) del INEGI, aunque otro 28 por ciento tiene un ahorro informal que es tenerlo en una caja de ahorro, guardado con un familiar, en una tanda, prestado u otra forma, lo cual no ofrece ninguna garantía.

En tanto, los adultos jóvenes son los que menos intereses mostraban en contar con un fondo para el retiro debido a que solo uno de cada cinco millenials suelen ver el ahorro como una opción viable para el retiro, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

Teniendo en cuenta la cantidad de gastos que se pueden presentar como las épocas buenas y malas que suele tener el ser freelancer, saber cómo ahorrar para el retiro puede convertirse en una inversión inmediata.

Foto: Pixabay

PRIMEROS PASOS A SEGUIR Y LA IMPORTANCIA DE UN PRESUPUESTO

Al no tener ingresos fijos, la cantidad de dinero que se recibe por mes siempre puede ir en constante cambio, por lo que lo primero es definir la cantidad mensual base que se necesita para cumplir los llamados gastos fijos.

Dentro de esto se incluyen cosas como la despensa mensual, renta, el pago de servicios como el internet o un plan telefónico, el transporte o la gasolina en caso de tener un vehículo y un posible extra para cubrir enfermedades que puedan darse.

Posteriormente, hay que determinar el ingreso promedio que se ha tenido. Dependiendo del tiempo que se tenga sin un empleo fijo, tratar de verificar la cantidad de dinero que se ha percibido por mes o por quincena, dependiendo la forma en que se den tus pagos.

Finanzas

¿Qué pasa con tu dinero de la Afore cuando falleces?

Con este importe sabremos la cantidad de dinero que generamos contra la que siempre necesitamos gastar para cubrir los gastos fijos, de forma que encontraremos el promedio en cantidad de lo que podemos ahorrar.

Junto a esto, la elaboración de un presupuesto es fundamental. Saber cómo y en qué se gasta ayudará a pensar en mejores formas de manejar las ganancias y plantearse oportunidades como el fondo para el retiro como no solo en pensar en tratar de sobrevivir semana a semana.

Al conocerse los gastos que se tienen, se debe de considerar el tratar de nunca salirse del presupuesto como tratar de bajar las cantidades de los servicios que se pueda, como por ejemplo mejorar el consumo de la luz o agua para que el gasto no sea excesivo. Aquí también se deben verificar los llamados “gastos hormiga”, la compra de pequeñas cosas que no son necesarias y que parecen no tener un verdadero impacto hasta que se hace la suma total de ese gasto.

Foto: Pixabay

¿CÓMO INTEGRARTE A UN FONDO PARA EL RETIRO?

Una vez que tienes determinada la cantidad de dinero que puedes utilizar para el retiro, se debe evaluar que opción es la mejor para integrarse a un sistema formal de ahorro. El principal son las Administradoras de Fondos para el Retiro conocidas como Afores, una institución que se encarga de llevar la administración de la cantidad a pagar al empleado cuando decida retirarse.

Si alguna vez la persona tuvo un trabajo formal en donde recibió un seguro del IMSS o ISSSTE ya se cuenta con una Afore. En este caso, lo mejor es comenzar a realizar aportaciones voluntarias, donde el trabajador puede abonar la cantidad que desea y convertirse en su propio ahorrador.

Dentro de las ventajas de este sistema es que las aportaciones voluntarias suelen ser deducibles de impuestos, por lo que si eres persona física puedes obtener un saldo a favor ante el SAT. De igual forma, al ser modelos de inversión ya establecidos tendrás mejor información de cómo se maneja el dinero que aportas e incluso la cantidad que estarías recibiendo cuando decidas retirarte.

Finanzas

¿Cómo registrarte ante el IMSS y dar de alta a tus beneficiarios?

Otra opción es acercarte a una aseguradora donde podrás elegir diferentes planes personales como estrategias de inversión que se adecuen a la cantidad que puedas aportar. Usualmente tendrás que dar una cantidad inicial y después se elaborará un plan de aportaciones mensuales que mejor beneficien de acuerdo al ingreso que se tenga.

Una tercera opción son las administradoras de bolsa o los asesores en inversión, que tienen un mayor control sobre el manejo del dinero que las aseguradoras y una mejor flexibilidad en caso de que se desee hacer un retiro. Para estos casos, se recomienda que la cuenta principal se ubique en un banco diferente al de la cuenta principal para evitar de mejor forma el deseo de transferirse el dinero o retirarlo por cualquier gasto.

ESTRATEGIAS DEL AHORRO

Si eres una persona que no logra encontrar formas de ahorro o que eres muy estructurada para hacerlo, existen diversas reglas o formas que se han vuelto populares con los años para lograr ahorrar.

Una de ellas es la estrategia 50/30/20 en donde de la cantidad de dinero que se reciba, el 50 por ciento debe ir a las necesidades principales, el 30 por ciento a gastos discrecionales o no prescindibles y el 20 por ciento restante utilizarse como ahorro. Con este tipo de regla se debe definir correctamente lo que se considera gasto prescindible o de pronto todo tu presupuesto puede irse en ello.

Caso similar es el de la regla 70-30 donde el 70 por ciento del presupuesto debe ser para cubrir necesidades básicas desde comida, transporte, salud, vivienda y más, mientras que el 30 por ciento restante se debe dividir entre el pago de deudas, entretenimiento y el ahorro.

Si deseas que sea ahorro durante todo el año con una cantidad final, se puede aplicar el llamado reto de las 52 semanas, donde la primera semana se ahorran 10 pesos y en la siguiente se aumenta el doble (20 pesos), así consecutivamente. El problema es que se tiene que esperar al fin de año para obtener el resultado del ahorro, lo que lo hace poco práctico para inversiones como el fondo de retiro.

Finanzas

Puedes deducir impuestos con tus facturas: Estos son los servicios que aplican

Finanzas

¿Beneficiaría a la productividad una jornada laboral de menos horas?

Finanzas

¿De cuánto será mi pensión al jubilarme? Calcula la cifra con este simulador de ahorro

Con el paso de los años, las dinámicas de trabajo siguen cambiando y la cantidad de personas que deciden no tener un trabajo formal y aspirar por ser su propio jefe o el freelance son mayores. Pero, esto trae problemas como el no tener una fuente asegurada de ingreso para el retiro, que, cuando se es joven no parece un problema, pero con el paso del tiempo te das cuenta que si lo es.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, para diciembre de 2020 el 22.4 por ciento de los trabajadores lo hacían en cuenta propia y otro 4.1 por ciento eran no renumerados.

Finanzas

Afore: ¿Cómo consultar cuánto tienes ahorrado para tu retiro? Aquí te explicamos

Mientras que, hablando del retiro, en 53.9 por ciento de los hogares en México declaró tener un ahorro para esta circunstancia, según la Encuesta Nacional sobre las Finanzas de los Hogares (ENFIH) del INEGI, aunque otro 28 por ciento tiene un ahorro informal que es tenerlo en una caja de ahorro, guardado con un familiar, en una tanda, prestado u otra forma, lo cual no ofrece ninguna garantía.

En tanto, los adultos jóvenes son los que menos intereses mostraban en contar con un fondo para el retiro debido a que solo uno de cada cinco millenials suelen ver el ahorro como una opción viable para el retiro, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

Teniendo en cuenta la cantidad de gastos que se pueden presentar como las épocas buenas y malas que suele tener el ser freelancer, saber cómo ahorrar para el retiro puede convertirse en una inversión inmediata.

Foto: Pixabay

PRIMEROS PASOS A SEGUIR Y LA IMPORTANCIA DE UN PRESUPUESTO

Al no tener ingresos fijos, la cantidad de dinero que se recibe por mes siempre puede ir en constante cambio, por lo que lo primero es definir la cantidad mensual base que se necesita para cumplir los llamados gastos fijos.

Dentro de esto se incluyen cosas como la despensa mensual, renta, el pago de servicios como el internet o un plan telefónico, el transporte o la gasolina en caso de tener un vehículo y un posible extra para cubrir enfermedades que puedan darse.

Posteriormente, hay que determinar el ingreso promedio que se ha tenido. Dependiendo del tiempo que se tenga sin un empleo fijo, tratar de verificar la cantidad de dinero que se ha percibido por mes o por quincena, dependiendo la forma en que se den tus pagos.

Finanzas

¿Qué pasa con tu dinero de la Afore cuando falleces?

Con este importe sabremos la cantidad de dinero que generamos contra la que siempre necesitamos gastar para cubrir los gastos fijos, de forma que encontraremos el promedio en cantidad de lo que podemos ahorrar.

Junto a esto, la elaboración de un presupuesto es fundamental. Saber cómo y en qué se gasta ayudará a pensar en mejores formas de manejar las ganancias y plantearse oportunidades como el fondo para el retiro como no solo en pensar en tratar de sobrevivir semana a semana.

Al conocerse los gastos que se tienen, se debe de considerar el tratar de nunca salirse del presupuesto como tratar de bajar las cantidades de los servicios que se pueda, como por ejemplo mejorar el consumo de la luz o agua para que el gasto no sea excesivo. Aquí también se deben verificar los llamados “gastos hormiga”, la compra de pequeñas cosas que no son necesarias y que parecen no tener un verdadero impacto hasta que se hace la suma total de ese gasto.

Foto: Pixabay

¿CÓMO INTEGRARTE A UN FONDO PARA EL RETIRO?

Una vez que tienes determinada la cantidad de dinero que puedes utilizar para el retiro, se debe evaluar que opción es la mejor para integrarse a un sistema formal de ahorro. El principal son las Administradoras de Fondos para el Retiro conocidas como Afores, una institución que se encarga de llevar la administración de la cantidad a pagar al empleado cuando decida retirarse.

Si alguna vez la persona tuvo un trabajo formal en donde recibió un seguro del IMSS o ISSSTE ya se cuenta con una Afore. En este caso, lo mejor es comenzar a realizar aportaciones voluntarias, donde el trabajador puede abonar la cantidad que desea y convertirse en su propio ahorrador.

Dentro de las ventajas de este sistema es que las aportaciones voluntarias suelen ser deducibles de impuestos, por lo que si eres persona física puedes obtener un saldo a favor ante el SAT. De igual forma, al ser modelos de inversión ya establecidos tendrás mejor información de cómo se maneja el dinero que aportas e incluso la cantidad que estarías recibiendo cuando decidas retirarte.

Finanzas

¿Cómo registrarte ante el IMSS y dar de alta a tus beneficiarios?

Otra opción es acercarte a una aseguradora donde podrás elegir diferentes planes personales como estrategias de inversión que se adecuen a la cantidad que puedas aportar. Usualmente tendrás que dar una cantidad inicial y después se elaborará un plan de aportaciones mensuales que mejor beneficien de acuerdo al ingreso que se tenga.

Una tercera opción son las administradoras de bolsa o los asesores en inversión, que tienen un mayor control sobre el manejo del dinero que las aseguradoras y una mejor flexibilidad en caso de que se desee hacer un retiro. Para estos casos, se recomienda que la cuenta principal se ubique en un banco diferente al de la cuenta principal para evitar de mejor forma el deseo de transferirse el dinero o retirarlo por cualquier gasto.

ESTRATEGIAS DEL AHORRO

Si eres una persona que no logra encontrar formas de ahorro o que eres muy estructurada para hacerlo, existen diversas reglas o formas que se han vuelto populares con los años para lograr ahorrar.

Una de ellas es la estrategia 50/30/20 en donde de la cantidad de dinero que se reciba, el 50 por ciento debe ir a las necesidades principales, el 30 por ciento a gastos discrecionales o no prescindibles y el 20 por ciento restante utilizarse como ahorro. Con este tipo de regla se debe definir correctamente lo que se considera gasto prescindible o de pronto todo tu presupuesto puede irse en ello.

Caso similar es el de la regla 70-30 donde el 70 por ciento del presupuesto debe ser para cubrir necesidades básicas desde comida, transporte, salud, vivienda y más, mientras que el 30 por ciento restante se debe dividir entre el pago de deudas, entretenimiento y el ahorro.

Si deseas que sea ahorro durante todo el año con una cantidad final, se puede aplicar el llamado reto de las 52 semanas, donde la primera semana se ahorran 10 pesos y en la siguiente se aumenta el doble (20 pesos), así consecutivamente. El problema es que se tiene que esperar al fin de año para obtener el resultado del ahorro, lo que lo hace poco práctico para inversiones como el fondo de retiro.

Finanzas

Puedes deducir impuestos con tus facturas: Estos son los servicios que aplican

Finanzas

¿Beneficiaría a la productividad una jornada laboral de menos horas?

Finanzas

¿De cuánto será mi pensión al jubilarme? Calcula la cifra con este simulador de ahorro



Fuente de Informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *