¡Buscan el milagro! La Franja apela a una nueva remontada en casa


Un verdadero milagro necesita La Franja el domingo en el juego de vuelta de las semifinales del Guardianes 2021 en el Cuauhtémoc contra Santos para calificar a su primera final en 29 años, tal y como los obró en la temporada 1982-1983 (la de su primer título) o en la propia campaña del “campeonísimo” en la 1989-1990, donde vino de atrás por igual en copa y liga en las series de definición.

El conjunto blanquiazul, obligado a ganar por 3-0 en el dos veces mundialista para eliminar al conjunto de La Comarca Lagunera tras caer por el mismo marcador en la ida, ha escrito sus páginas más gloriosas basado en la épica.

La temporada del primer título vio a Puebla venir de atrás en cada una de las eliminatorias hasta la consecución de su primera estrella. El conjunto entonces entrenado por Manuel Lapuente perdió la ida de los cuartos de final, semifinales y final incluida; pero siempre volvió para eliminar a Tecos, UdeG y Chivas.

Sin embargo, y a diferencia de esta ocasión, siempre remontó una desventaja de no más de una anotación. Además, marcó en las vueltas siempre tres dianas o más.

La actual escuadra blanquiazul apenas presume un tanto en los últimos cinco compromisos, tres de liga y dos de liguilla. No obstante, el único tanto convertido durante dicho lapso se trató de un autogol.

EN LA 89-90 SE VINO DE ATRÁS

En la temporada del “campeonísimo”, Puebla se metió en un lío en el arranque de la liguilla perdiendo la ida del juego de cuartos de final contra Correcaminos por marcador de 3-1.

Aquello desencadenó la ira del entonces presidente del equipo Emilio Maurer, reclamándoles por igual a jugadores y cuerpo técnico sobre su desempeño. Maurer no imaginó la respuesta del técnico Manolo Lapuente, quien le pidió al directivo abandonar el vestuario y tenerle más fe a la plantilla.

Lapuente y La Franja le respondieron a Maurer ganando la vuelta por marcador de 3-1 en el Cuauhtémoc para desde ahí proyectarse al campeonato liguero.

“Cuando Correcaminos nos hizo tres goles en el inicio de la liguilla bajé al vestidor enojando, pateando cubetas, balones, gritando, orillando a Manolo a decirme: ‘¿qué estás loco?, ¿qué no confías en nosotros, Emilio?’ Sí, el entrenador corregía al directivo, le llamaba la atención”, explicó en una entrevista concedida a El Sol de Puebla, Emilio Maurer.

“Luego Marcelino Bernal, otro ‘crack’, les dijo a todos los jugadores que no me hablaran y que sólo lo deberían de hacer en la cancha. La verdad creo que mi enojo, fuera de lugar, acabó de motivar al equipo para lograr el título”, agregó.

Un mes antes, en la Copa, el Puebla ya había remontado eliminatorias en aras de quedarse con todos los honores.

En la ronda de los dieciseisavos de final perdió la ida con Tampoco Madero 1 por 0, pero en la vuelta impuso condiciones 4-2 para ganar el global 4-3.

Pero en la final contra Tigres, disputan a ida y vuelta, cayó en el primer duelo 2-0; aunque en la vuelta La Franja se destapó y masacró a los felinos 4-1 para conseguir la cuarta copa de su historia.

UN ASCENSO A REMONTADAS

En la liguilla del 2006 dentro de la antes llamada Primera División “A”, donde Puebla consiguió medio boleto para volver a Primera División o jugar la serie de promoción meses después contra Dorados de Sinaloa, La Franja debió de venir de atrás en semifinales ante Cruz Azul Hidalgo.

La filial cementera vencía a los blanquiazules 2 por 0 en la ida, aunque en la vuelta Puebla se imponía por el mismo marcador y gracias a su posición en la tabla avanzaba a la final para vencer ahí en penales a Salamanca 6-5.

De no haber ganado aquella serie semifinal, la historia sobre el ascenso del Puebla en 2007 tal vez hoy relata otro final.

VIENEN DE ATRÁS, PERO…

La última encumbrada del Puebla en fases finales se registró en el Clausura 2009. El conjunto entonces entrenado por José Luis Sánchez Solá perdía el primer juego de la eliminatoria 2-1 contra Pumas en el Cuauhtémoc; los blanquiazules debían de ganar la vuelta por dos goles de diferencia en el Olímpico de la Ciudad de México para acceder a la final.

Ante todos los pronósticos, La Franja lo ganaba 2-0 en media hora de partido silenciado a CU. Pero un testarazo de Darío Verón a minutos del final liquidó a Puebla a pesar del triunfo 2-1, pues el global 3-3; además de la posición en la tabla, escribían la historia a favor de Pumas.

UN 2021 A LA ÉPICA

Ya en este torneo el Puebla ha venido de atrás cuando parecía destinado a la derrota, sacándole juegos sobre el final a Querétaro en la fecha siete, León en la nueve y Toluca en la jornada 12.

La remontada ante Toluca presumió tintes de hazaña, pues La Franja con un hombre menos desde el minuto 51 y el marcador en contra 2-0 terminó por lograr un empate a cuatro, viniendo en par de ocasiones en los últimos 10 minutos de atrás.

En el arranque de la liguilla contra Atlas debió de remontar en el Cuauhtémoc el 1-0 de la ida y así lo hizo gracias a un autogol de Anderson Santamaría.

A La Franja le basta el domingo con ganar 3-0, pero además de creer y apoyarse en los antecedentes, también deberá de marcar por primera vez más de un tanto desde el pasado 17 abril cuando goleó 4-1 a San Luis en el Alfonso Lastras; luego habrá de blanquear a Santos, que no se queda en cero desde hace cinco compromisos y ha convertido 11 anotaciones en el mismo número de partidos.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src=”https://connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2&appId=175052533277273&autoLogAppEvents=1″;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *