Me aventé por la puerta, estaba medio abierta’, narra sobreviviente del accidente en Metro de CDMX – Puebla En Linea


Alejandro se dirigía a la estación de Tláhuac porque trabaja para una empresa que le brinda al Metro el servicio de sanitización de unidades.

La señora Perla Bedolla, quien desesperada entre las ambulancias buscaba a su hijo Alejandro, de 21 años de edad, porque viajaba en uno de los vagones del Metro que se desplomó en la estación Olivos de la Línea 12.

Justine Rivera, prima de Alejandro, dijo: “Le marcaron a su mamá, le dijeron que se había caído, entendimos que se había caído a las vías, pero nos dijeron después que literal se había caído el Metro”.

Al paso de la señora Bedolla cruzaban camillas con heridos, cuando finalmente se reencontró con su hijo.

Madre e hijo se fundieron en un abrazo que duró más de un minuto.



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *