Recurrirá La Franja al pasado en busca de cambiar la onza ante Atlas


Aunque el antecedente de las siete liguillas jugadas en la historia de los torneos cortos, donde en seis eliminatorias perdió o empató el juego de ida y más tarde terminó por ser eliminada, no favorece al cuadro de La Franja, en esta ocasión, a diferencia del pasado, tiene un factor a favor: jugará la vuelta en el estadio Cuauhtémoc.

Esos antecedentes, quizá, no alimentan esperanzas de remontada rumbo al sábado en el Cuauhtémoc desde las 18.00 horas tras caer el miércoles 1 por 0 en el juego de ida de los cuartos final contra Atlas en El Jalisco con el gol polémico. en aparente fuera de lugar de Jairo Torres, pero esta vez el Puebla cierra en casa y buscará cambiar la historia, tal como lo hizo en el pasado, cada vez que le correspondió jugar los partidos de vuelta en el Coloso de Maravillas.

El conjunto de Nicolás Larmacón necesita mínimo de la victoria 1-0 en la vuelta para avanzar a las semifinales, instancia negada para el Puebla desde hace 12 años cuando eliminó en cuartos a Monterrey y a la postre cayó en semifinales con los Pumas de la UNAM en el Olímpico de la Ciudad de México.

Pero si Atlas hace daño en el Cuauhtémoc, forzaría a La Franja a hacer dos goles por aquello del tanto de visitante. Los blanquiazules deberán entonces de convertir y cuidarse bien atrás para dejar a La Furia Rojinegra sin la chance de meter el criterio del gol en patio ajeno en juego.

En sus últimas tres clasificaciones a la fiesta grande, La Franja empató en la ida de los cuartos de final 4-4 en el Apertura 2009 con Cruz Azul; igualó a dos con Toluca en el Apertura 2015; derrotó el semestre pasado 2-1 a León; y en todas esas series terminó cayendo, a pesar de haber logrado la ventaja en el primer enfrentamiento en una de ellas, lo cual tampoco es garantía en caso del Puebla como para pensar en avanzar a la siguiente fase de la liguilla del balompié nacional.

En todos esos duelos, el juego de ida se jugó en Puebla y la vuelta en casa del rival. Esta vez será diferente.

OPTIMISMO EN EL PASADO

Pero al igual y como sucedió en las campañas 1982-1983 y 1989-1990, donde La Franja calificó a la liguilla como tercero de la general y acabó levantando la corona, los blanquiazules perdieron en el Guardianes 2021 el juego de ida de los cuartos de final y ahora buscan la remontada para acceder a las semifinales, tal y como hicieron en el pasado en los torneos señalados.

En la 1982-1983, Puebla perdía 2-1 el primer choque con los Tecos de la Universidad de Guadalajara y en el segundo duelo le dio vuelta a la tortilla 4-2 para acceder a las semis de aquella competencia.

Respecto a la 1989-1990, los blanquiazules caían con los Correcaminos 3-1 en la ida. Pero en la vuelta La Franja se imponía por el mismo marcador para seguir luchando por el título. Ambos duelos de vuelta fueron en el Cuauhtémoc.

El Puebla versión 2021 terminó como tercero de la general y perdió el juego de ida de los cuartos como en 1983 y 1990. El sábado desde las 18.00 horas se sabrá si es capaz de venir de atrás tal y como lo hizo en su década de oro.

  • En sus últimos dos viajes a la liguilla, Atlas tomó ventaja en la ida, pero perdió en la vuelta y terminó por ser eliminado

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src=”https://connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2&appId=175052533277273&autoLogAppEvents=1″;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *