¿Se está utilizando el VAR incorrectamente? | Competir para ganar


Cuando se implementó el Video Assistant Referee, muchos aficionados pensamos que habría una mayor objetividad en la toma de decisiones por parte del otrora hombre de negro, como sucede en otras ligas donde esta herramienta es fundamental y de gran utilidad, tal es el caso de la NFL.

Después de unos meses de haberse instaurado, las dudas y críticas siguen presentes debido a decisiones que nos parecen equivocadas, dando lugar a una parcialidad y/o error por parte de quien ve las pantallas.

También hay que agregar que no hay posibilidad de que los equipos puedan alegar en torno a un video, con lo cual, las determinaciones quedan en manos del cuerpo arbitral solamente.

El pasado miércoles vimos un gol del Atlas frente al Puebla, en donde se observa que el anotador del tanto estaba adelantado, quizá muy poco, pero el reglamento es claro al respecto y la falta al mismo puede ser tan solo por unos centímetros o varios metros.

De igual manera hemos visto que el VAR se utiliza para jugadas intrascendentes, que no inciden directamente en el marcador, dando lugar a una incertidumbre y desperdicio de tiempo.

El arbitraje fue controversial durante décadas, cuando el silbante podía decidir sin que nadie lo cuestionara, pero ahora estamos cayendo en cosas semejantes, lo que echa por tierra esa supuesta objetividad que nos traería esta herramienta tecnológica.

Lo más correcto debería ser una unificación de criterios en torno a las jugadas, ya que hemos visto que estas se sancionan de manera diferente y precisamente eso es lo criticable.

Aun con los yerros de este recurso, se han podido detectar faltas al reglamento y sancionar cosas que sin una repetición habrían sido imposibles de advertir. Es obvio que con el VAR la “mano de dios” no hubiera sido posible, o los grandes robos a favor del América y también en contra, como cuando el Puebla fue campeón frente a los Leones Negros, equipo que le ganó una semifinal a las águilas, mediante un penalti marcado por una mano muy fuera del área, la cual se cometió por un in intento de centro por parte de un tapatío que estaba en claro fuera de lugar. Algo muy raro en esos tiempos en los el silbante era el jugador número 12 de los de Coapa, de manera cínica, porque ahora también vemos cierta parcialidad.

vicente_leopoldo@hotmail.com; @vicente_aven.





Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *