Siete orejas y un rabo con salida a hombros en Huamantla


El ambiente en la plaza de toros de Huamantla sube como la espuma. La empresa Toro Tlaxcala lleva más de una docena de festejos realizados en este recinto apostando por dar festejos de muy alto nivel y en conjunto un espectáculo que motiva al aficionado a regresar. Estupendo ambiente en los tendidos, tarde agradable.

Se ha lidiado un impecable encierro de Begoña que ha resultado de gran comportamiento salvo el tercero con el que poco se pudo hacer. Arrastres lentos a los lidiados en cuarto, quinto y sexto lugar. Se cortaron siete orejas y un rabo.

JOSÉ MAURICIO TRES OREJAS

Su primero se llamó Pipián, 460 kilos. Toro con transmisión, que hizo honor a su raza, por lo que se llevó palmas en el arrastre. José Mauricio regaló una faena meritoria, con la muleta tandas por el lado diestro exponiendo y templando. Mató de certera estocada por lo que fue premiado con una oreja.

A su segundo, Huazontle , 560 kilos, José Mauricio corta dos orejas a un gran ejemplar de Begoña, repetidor, con clase y calidad en general. Mauricio inventó un quite al cual en breve pondrá nombre. Faena con la muleta de muy altos vuelos, con empaque y verticalidad. Estocada hasta las cintas. Arrastre lento al de Begoña.

“CALITA”, DOS OREJAS A SU SEGUNDO

El primero de su lote se llamó Escamol, 564 kilos. Toro que recibió palmas de salida por su rematado trapío. Ernesto Javier “Calita” logró una faena que mantuvo en todo momento la atención del respetable por su disposición, oficio y capacidad. Con el capote ramillete firme en las verónicas. Con la muleta, trazos largos y por abajo a un toro que tuvo calidad y que exigía temple. Por la zurda “Calita” logró tandas también de mucha conexión. Dos pinchazos y escuchó palmas.

Huitlacoche, 487 kilos. Dos orejas para Ernesto Javier quien nuevamente se encuentra con un gran toro de Begoña. Lo toreó por nota y los mejores momentos con la muleta llegaron por lado diestro, donde “Calita” literalmente arrastró hasta abajo la pañosa. Estocada entera para facturar dos auriculares. Arrastre lento al toro.

LEO, RABO CON EL CIERRA PLAZA

Tlacoyo, 465 kilos. Fue manso, huidizo y arrollaba, con él poco pudo hacer Leo. Palmas por su esfuerzo.

Chilocuil (sinónimo de Chinicuil) 531 kilos gran toro castaño al que Leo Valadez corta rabo en medio de la extasiada afición de Huamantla. Toro con muchas cualidades. Aplaudido de salida y que tuvo nobleza, clase, transmisión y calidad. Leo lo bordó de principio a fin y aunque el público pedía el indulto, Leo se fue por derecho para dejar estocada entera.

Al final toreros, ganadero y empresa salen en hombros.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src=”https://connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2&appId=175052533277273&autoLogAppEvents=1″;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *